Avistamiento de orcas en Vancouver – Ver ballenas en Canadá

La vida marina siempre me ha fascinado. Ver orcas surcando los mares había sido mi sueño desde que vi por primera vez la película de Liberar a Willy. Por eso no es de estrañar que al planificar nuestra ruta a las Montañas Rocosas de Canadá forzara una excursión de avistamiento de orcas en Vancouver. Incluso sabiendo que el desvío iba a suponer  un importante incremento del presupuesto.

Y sí, lo volvería hacer.

Ver a estos gigantes negros navegando las frías aguas del norte del Pacífico, las montañas nevadas  al fondo y los bosques de pinos canadienses antiguamente habitados por tribus indígenas no tiene precio.

Canadá nos ha regalado momentos únicos. Ver ballenas en libertad fue uno de ellos. Si éste es también tu sueño quédate con nosotros hasta el final. Vamos a despejar todas tus dudas y a contarte nuestra experiencia.

DÓNDE VER ORCAS EN CANADÁ

Canadá está rodeada por el Océano Atlántico al este y por el Océano Pacífico al oeste. En ambas costas se pueden ver ballenas, aunque de diferentes especies.

Al este, en la provincia de Quebec conectando con el golfo de San Lorenzo, el avistamiento de ballenas blancas y azules, cachalotes, marsopas y belugas está casi asegurado.

Al oeste, en la costa de la provincia de British Columbia, las orcas y las ballenas jorobadas son las especies de cetáceos más abundantes.

Muchas de estas ballenas pasan por Canadá como parte de su ruta de migración. Sin embargo, algunos individuos viven de manera permanente en estas aguas, los que llamamos residentes.

En la costa oeste, la isla de Vancouver e islas aledañas conocidas como las Gulf Islands son populares por el gran número de orcas residentes que viven de forma permanente aquí, entre las aguas de estas islas y las islas de San Juan (Estados Unidos).

Sin embargo si no tienes el tiempo suficiente como para ir a la isla de Vancouver también puedes ver orcas desde Vancouver ciudad.  Las posibilidades de encontrarte con estos cetáceos son las mismas desde un sitio u otro ya que todas las excursiones las buscan en las mismas aguas, en el llamado estrecho de Georgia.

Con solo dos días para ver orcas decidimos hacerlo desde Vancouver ciudad. Sin embargo creemos que hay mucho por ver y hacer en Vancouver Island. Si tenéis más tiempo no dudéis en pasar unos días allí.

Mejor época para ver orcas en Canadá

La primavera y el verano son las mejores épocas para ver ballenas en Canadá. Tanto en la costa este como en la oeste. Además de las ballenas residentes miles de ballenas transitorias pasan por estas aguas como parte de su ruta de migración.

 Ver orcas en Vancouver es más fácil desde Mayo a Octubre. El retorno de los salmones a los ríos para el desove atrae a las ballenas hasta estas aguas. Mientras que el salmón es el alimento principal de las orcas residentes, las orcas transitorias se alimentan a su vez de pequeños mamíferos como focas y leones marinos. Por lo tanto en estos meses podremos encontrar tanto orcas residentes como transitorias. Sin embargo, en otoño las ballenas navegan hacia el sur en busca de aguas más cálidas en las que aparearse.

Pero no confíes en que viajando a Vancouver en esta época te aseguras cumplir tu sueño. Como cualquier actividad con animales en libertad y que respete a los individuos, no hay una seguridad plena de producirse el encuentro ni siquiera en los meses más propicios.

Por ello la mayoría de empresas que realizan tours para ver orcas en Vancouver te permiten, en caso de no haber tenido éxito con la primera excursión, repetirla gratuitamente tantas veces como sea necesario hasta ver ballenas.

Avistamiento de orcas en Vancouver

Qué tipo de excursiones existen para ver orcas en vancouver

La oferta de actividades relacionadas con las orcas en Vancouver es innumerable. En este apartado os contamos algunas.

Paseo en barco

Lo más común son paseos en barco para provocar los encuentros. Hay algunos tours que se hacen en grandes embarcaciones y otros en pequeñas zodiacs más rápidas y con las que te puedes acercar un poco más a lo animales.

Nosotros creíamos que habíamos reservado el segundo tipo de embarcación y al ver que no, que nuestro barco era más grande y que había mucha gente, nos llevamos una decepción. Sin embargo tras la experiencia creo que si tienes intenciones de fotografiar a las ballenas es mejor optar por las embarcaciones más grandes.

En las zodiacs el equipo fotográfico se moja y no hay ninguna movilidad ni posibilidad de ponerse de pie. Es decir, si las ballenas no salen a respirar por tu lado de la barca te quedas sin verlas.

Si no tienes intención de hacer fotos, la zodiac es mucho más divertida y te acercas más a las orcas.

Las excursiones en barco para ver orcas en Vancouver suelen durar de 3 a  5 horas y tienen un precio aproximado de  130$ CAD (90€) por persona.

Hidroplano

Existen tours en avioneta para ver a las ballenas desde las alturas. También hay otros que combinan barco + hidroplano, sobre todo en tour para ver orcas en Vancouver ciudad. Primero el hidroplano va hasta Sofía (la principal ciudad de Vancouver Island) buscando ballenas y desde allí se realiza una excursión en barco para verlas más cerca.

Algunos de estos tours también dan un margen de tiempo de algunas horas para explorar Vancouver Island antes de retomar el hidroplano para volver a Vancouver. En cualquier caso estas excursiones suelen durar más tiempo y ser más caras.

Kayak

Hay paquetes turísticos en los que se buscan las orcas en kayak. Con esta modalidad las posibilidades de encontrar las orcas se reducen ya que las distancias que se pueden hacer en kayak son significativamente más pequeñas que las que se pueden hacer en barco o en avión.

Por ello las actividades en kayak normalmente se montan como campamentos de aproximadamente una semana en los que se alterna el kayak diario en busca de las ballenas con otro tipo de aventuras. Aún así, pese al elevado tiempo invertido y la gran suma de dinero nadie te asegura que veas ballena alguna.

Sin embargo es una experiencia que me gustaría vivir algún día. Aquí os dejo un vídeo para los que os lo estáis pensando. Una de las empresas que ofrece este tipo de campamento es North Island Kayak.

Con qué compañía contratar el tour en barco para ver orcas en Vancouver

La mayoría de empresas de avistamiento de orcas en Vancouver colaboran entre ellas avisándose si encuentran a las ballenas. Por lo tanto la elección de la empresa con la que vas a realizar el tour podemos decir que es indiferente.

Es cierto que la gran mayoría opera desde la isla de Vancouver. Sin embargo desde Vancouver ciudad y cercanías podemos encontrar algunas como: Wild Whales Vancouver,  Vancouver Whale WatchWhite Rock Sea Tours & Whale Watching VancouverSteveston Seabreeze Adventures VancouverPrince of Whales Whale WatchingLotus Land Tours Vancouver, entre otros.

Los precios suelen ser parecidos, aproximadamente 130$ CAD (90€) por persona. La excursión para ver orcas en Vancouver suele durar unas 5 horas aproximadamente.

nuestra experiencia

nuestro barco

Llegamos a Richmond, al sur de Vancouver, a las 10 de la mañana. Desde aquí comenzaría nuestra aventura para ver orcas en Vancouver una hora más tarde. Era mediados de Mayo y el día estaba bastante soleado, perfecto para nuestra expedición.

Como he dicho esperábamos un barco más pequeño que en el que embarcamos. Por lo menos habría 50 personas realizando este tour con nosotros. La embarcación tenía dos pisos. En la parte delantera del piso inferior había una cristalera para resguardar del frío, mientas que la parte posterior estaba descubierta.

En el pequeño piso superior no cabían más de 10 personas. Sin embargo este es el mejor sitio porque había visión 360 grados. Por eso Dani y yo no nos movimos de allí en todo el tour. Desde aquí pudimos fotografiar las orcas independientemente de por donde salieran a respirar.

El dique del puerto

Lo primero que vimos casi al salir del puerto fue un dique con algunos leones marinos.

Era la primera vez que veíamos a esos animales en libertad y sentía que parte de mi sueño se estaba cumpliendo.

En aquel momento pensaba que si finalmente no veíamos orcas al menos no nos volveríamos con las manos vacías.

Además pudimos ver un águila calva, símbolo de Estados Unidos, volando. Y lo que entendí que era un águila calva joven que aún no había desarrollado el plumaje de adulto.

nuestra primera orca

Tras dejar el dique atrás navegamos hacia aguas más profundas y en poco tiempo pudimos ver nuestra primera orca.

No podía contener la emoción. Ver a estos gigantes negros surcando los mares en plena libertad es alucinante. El sonido de su respiración cortando las olas provocaba descargas de adrenalina en todos los presentes. Da igual las veces que las veas, nunca son suficientes.

Ya estaba concienciada con no asistir a lugares donde tengan a estas criaturas en cautividad. Pero cuando las ves en su hogar, con las gélidas montañas de fondo y la inmensidad del océano te sientes miserable como especie por ser capaz de arrebatarles todo eso.

La seguimos tomando en cuenta todas las leyes existentes en cuanto a distancias de seguridad para no molestar a estos cetáceos.

orcas transitorias en vancouver

Al poco tiempo aparecieron otras ballenas.

Las orcas subían a la superficie unos segundos para respirar y volvían a las profundidades. Intentábamos prever por donde saldrían la próxima vez; y a los pocos minutos su aleta dorsal volvía a aparecer acompañada del chorro de vapor de agua que sale disparado de su lomo al respirar.

Eran orcas transitorias. Nos comentaron que las orcas transitorias rara vez saltan o hacen acrobacias en el agua ya que siempre están ocupadas cazando. Las orcas residentes sin embargo, al alimentarse casi exclusivamente de salmón no dedican tanto tiempo a la caza por lo que es más fácil ver sus increíbles saltos.

De todas las orcas que vimos tres nadaban bastante juntas. Se trataba de una madre con su cría y un macho.

Ver la cabeza de la pequeña orca completamente fuera del agua curioseando fue el momento más especial del día. En la siguiente foto la podéis ver nadando justo al lado de su madre.

En total llegamos a ver  7 orcas transitorias. Todas nadaban con distancia las unas de las otras; a excepción de la cría y las dos orcas adultas que nadaban juntas.

Algunas curiosidades de las orcas

Las orcas realmente no son ballenas sino que pertenecen a la familia de los delfines. De hecho es la especie de delfín más grande. Los machos llegan a pesar hasta 5 toneladas y medir 9 metros y las hembras 4 toneladas y 7 metros.

Además de por el tamaño se puede saber fácilmente el sexo de las orcas adultas comparando su aleta dorsal. En los machos es grande y recta. Sin embargo en las hembras en más pequeña y con angulo hacia atrás como los delfines comunes. No confundáis esto que os digo con el ladeo lateral que se presenta en las orcas en cautividad.

Las orcas son animales jerárquicos y sociales donde las hembras son las dominantes. Nunca se separan de los miembros de su familia; siempre van juntas en lo que se conoce como vainas o manadas. Estas suelen estar formadas por hasta 40 individuos, aunque en ciertas épocas pueden unirse varias vainas de manera temporal para fines reproductivos o sociales. Las orcas incluso pueden cazar juntas y se conoce que previamente preparan la estrategia de caza.

Son animales muy inteligentes. Se comunican mediante sonidos y cada manada tiene los suyos propios, como si hablaran distintas lenguas.

Aunque no viéramos a las orcas nadar en grupo las que vimos pertenecían a la misma vaina. Simplemente cada una llevaba su ritmo para hacer los más de 100 kilómetros que pueden nadar en un día.

Leones Marinos

Tras esta experiencia nos acercamos a las Gulf Islands. Nos encantaron sus espesos bosques de pinos. Cuando volvamos a la costa oeste de Canadá no dudaremos en pasar unos días en la isla de Vancouver. La naturaleza es soberana y es imposible no pensar en las tribus de nativos que hace cientos de años los habitaban, los First Nations.

Cerca de la costa vimos otro banco repleto de leones marinos. Existen dos especies de leones marinos que se encuentran en esta zona. Los Leones Marinos de California y los Leones Marinos de Steller.

Estos últimos son los leones marinos más grandes del mundo; pueden llegar a pesar hasta 1 tonelada y 3 metros de longitud en los machos.

Águila calva

Además pudimos ver nuevamente una águila calva aunque esta vez más cerca. La principal fuente de alimento de estas aves es el pescado, por lo que es fácil verlas en esta zona de Vancouver.

Ballenas Jorobadas

Cuando ya creíamos que nuestra sesión de fauna de Canadá estaba acabando escuchamos un fuerte estruendo proveniente del mar. Se trataba del chorro de una ballena jorobada que salía a respirar.

Estas ballenas, de mucho mayor tamaño que las otras, nos deleitaron con golpes de cola en la superficie, una forma de comunicación entre ellas.

Las ballenas jorobadas aguantaban más tiempo bajo el agua que las orcas. Sin embargo al salir a flote era imposible no saber donde estaban por el ruido que hacían.

recopilación

Tomamos este tour ateniéndonos a volver sin haber visto nada y no pudo irnos mejor. No solo vimos orcas en Vancouver, sino también ballenas jorobadas, leones marinos y águilas calvas. No nos lo podíamos creer.

Además tuvimos suerte con nuestra guía que nos fue apuntando sobre un mapa de la zona el recorrido que hicimos y donde vimos cada especie.

Desde que vi orcas en Vancouver tengo más ganas que nunca de volver al mar a descubrir la vida que esconde. Nunca imaginé que pudiera sentirme tan libre y feliz al presenciar a esas criaturas. Desde luego es una experiencia que recomiendo a todo el mundo y que espero repetir muy pronto.

Por desgracia hacer el tour nuevamente de forma gratuita solo era posible si no habías visto a las ballenas en los tours previos y con 7 orcas y 2 ballenas jorobadas nos dijeron que si queríamos repetir teníamos que volver a pagar la excursión.

Por tanto el segundo día en Vancouver lo pasamos recorriendo la ciudad. Una experiencia que no se puede comparar a lo que vivimos el día anterior, pero que os recomendamos igualmente.

orcas en cautividad

Las orcas despiertan la curiosidad del ser humano desde tiempos inmemoriales. Queremos verlas y queremos hacerlo de cerca. Pero no todo vale. Ver una orca, una ballena o cualquier otro animal salvaje en cautividad es un acto de crueldad.

En cautividad las orcas viven como máximo 20 años. Sin embargo surcando los mares se han encontrado orcas de más de 90 años. No obstante lo que me escandaliza es lo que las orcas en cautividad tienen que pasar en vida. En concreto los cetáceos son privados de alimento para su entrenamiento. Castigadas sin compañía y obligados a desempeñar movimientos contrarios a su naturaleza.

Acostumbradas a nadar cientos de kilómetros no hay piscina suficientemente grande para ellas. El océano es el único lugar al que pertenecen. Cuando acudes a delfinarios, acuarios y zoos, con el precio de la entrada estás pagando para que acorralen a una familia de orcas, maten a las madres y secuestren a las crías. Sus estúpidas actuaciones ante el público no son divertidas. Son crueles y humillantes.

En libertad, no se conoce de ningún ataque de orcas a humanos. Por el contrario, si se han reportado casos en los que las orcas evitaron ataques de tiburón a personas. Sin embargo hacinadas en piscinas las orcas se estresan hasta enloquecer. Como consecuencia se han dado incidentes donde las ballenas han terminado acabando con la vida de sus entrenadores.

Lo qué puedes hacer para ayudar

Si quieres ayudarnos a acabar con esta crueldad no acudas a sitios con animales en cautividad. Infórmate. Para ello te recomiendo que veas el documental de Blackfish, donde también se cuentan las muertes de entrenadores por orcas en Loro Parque, Tenerife. O el documental de The Cove, creado por el entrenador del delfín Flipper tras su suicidio. Y haz que vean estos documentales todos tus amigos.

Por suerte la solución no es dejar de ver a estos animales. Puedes seguir viendo orcas en Vancouver o en cualquier otro de los sitios donde viven en libertad. Incluso desde España se pueden ver orcas en sitios como las Islas Canarias o el Estrecho de Gibraltar. Y lo mejor, la experiencia nunca podrá compararse a verlas encerradas.

Y por último ayuda a difundir este mensaje compartiendo este post en tus redes sociales

REDACTADO POR ASCEN

No te pierdas...

6 comentarios en “Avistamiento de orcas en Vancouver – Ver ballenas en Canadá

Deja un comentario