coche rojo reflejo capitolio la Habana centro cuba

La Habana – Guía completa – Parte 1

Charcos permanentes que no desaparecen. Vendedores ambulantes veinticuatro horas. Humo negro expulsado por Cadillacs de los 50 y fachadas neoclásicas cayéndose a pedazos. Una docena de personas asomadas a los balcones viendo el tiempo pasar y otra  alrededor de las aceras. Grupos de niños jugando al pilla pilla y a las canicas. Discusiones sobre cualquier tema trivial en cada esquina. El olor de la sal rota por el rompeolas del Malecón… Pocas ciudades pueden llegar a gustar y a desesperar tanto a la vez como este museo atrapado en el tiempo llamado LA HABANA.

Y es que esta ciudad no te puede dejar indiferente. Todo es luz y oscuridad, grandeza y decadencia, blanco y negro. Lo que es innegable, es que dentro de esas luces y sombras se encuentran infinidad de tesoros; algunos evidentes y otros ocultos que trataremos de desvelar con esta Guía Completa de la Habana.

La Habana coche azul señora puerta azul

Un museo atrapado en el tiempo llamado la Habana

navegar a través de la guía completa de la habana

Puedes navegar por lo siguientes apartados de la guía:

  • Recorriendo la Habana – Guías completas de los 3 barrios principales de la Habana:

→ La Habana vieja: El corazón de la Habana. Aquí se encuentran los principales edificios, plazas y lugares históricos de la ciudad. Perderse por sus calles es garantía de vivir escenas únicas.

→ La Habana centro: El barrio de la gente. Donde los cubanos hacen su día a día ajenos al ajetreo turístico de la Habana vieja. El sitio perfecto para mezclarse con la gente y empaparse de su modo de vida.

→ El Vedado: El barrio más nuevo y alejado. Las calles anárquicas dejan paso a las construcciones en cuadrícula con grandes hoteles trazados por la mafia americana de los 50.

Además no te pierdas la galería fotográfica de Luces y Sombras de la Habana.

Recorriendo la Habana

La Habana Vieja

En todas las ciudades donde ha habido una época de apogeo, éste empieza normalmente por una zona o barrio. En el caso de la Habana, sin ninguna duda, esa zona predilecta fue el barrio conocido como la Habana vieja.

Las calles son estrechas, y entre los edificios encontramos algunos de los más antiguos de la ciudad; donde a pesar del desconchamiento de éstos podemos ver auténticas joyas de estilo barroco y Art Decó. Pasear por la Habana vieja es volver al pasado, imaginarte la ciudad en una época en la que todo era grandiosidad. Un escenario lleno de progreso y oportunidades. Un diamante en bruto creciendo a un ritmo mucho mayor del que podía permitirse.

Fachada del Hotel Raquel de estilo Art Nouveau la Habana Cuba

Fachada del Hotel Raquel de estilo Art Nouveau

Pero sin embargo este museo al aire libre tiene un coste que no viene indicado en las calles de entrada: La explotación turística está extendida hasta el último rincón. Los precios de los restaurantes, paladares y alojamientos  son inmensamente mayores a los del resto de la ciudad. Las aglomeraciones en algunas calles y lugares famosos pueden agobiar y se tiene esa sensación de ser un mero  “dólar con patas” más que en ninguna otra zona de la isla.

Sin embargo, esa sensación no mancha las innumerables joyas que hay dentro del barrio. A pesar de no sentir mucha afinidad con los sitios masificados turísticamente confesamos que la Habana vieja nos acabó atrapando como un imán. La visitamos los 4 días que estuvimos en la ciudad; bien para visitar los clásicos puntos de interés como para perdernos por sus calles, dar un paseo en bicicleta o simplemente ir a intercambiar libros a uno de sus mercados.

Plaza de la Catedral

Al contrario que muchas ciudades, la plaza de la catedral es la más nueva de la Habana vieja. Con un estilo puramente barroco, en ella podemos encontrar la Catedral de San Cristóbal de la Habana, con sus famosas torres asimétricas.

Catedral de San Cristóbal de la Habana Plaza Cuba

Plaza de la Catedral de San Cristóbal

Catedral de San Cristóbal de la Habana Cuba

Catedral de San Cristóbal de la Habana

En la propia plaza no veremos más puntos de interés a parte del Museo Colonial.

Aledaño a la plaza encontramos el famoso Callejón del Chorro con el rico paladar de Doña Eutimia  y la Calle Empedrado con la famosa Bodeguita del Medio.

BODEGUITA DEL MEDIO

Como hemos comentado, no somos precisamente amantes de las aglomeraciones turísticas y los sitios donde acude la gente en “rebaño“. Sin embargo, siendo nuestra primera vez en la Habana, no queríamos dejar de conocer la Bodeguita del Medio.

La bodeguita del medio habana cuba

La Bodeguita del Medio

Archiconocido por sus mojitos y sus ilustres visitantes como Hemingway, Pablo Neruda, Agustín Lara y un largo etcétera, la primera impresión según entras puede ser decepcionante. El local es diminuto y como preveíamos expresamente turístico.

"My

Conocedores de sus aglomeraciones decidimos visitarlo a primera hora asumiendo tomar nuestros primeros mojitos en la isla a las 11 de la mañana. El mojito (5 CUC) no nos pareció nada del otro mundo. Sin embargo hemos de reconocer que la atmósfera de la bodega era inmejorable. El camarero preparando todos los mojitos en fila como si de bailar salsa se tratara, unido a la música en directo y al efecto que puede tener tomar ron casi a la hora del desayuno, hizo que no nos arrepintiéramos de la visita. Especialmente cuando la pequeña orquesta preguntó canción y pedimos Chan Chan. En aquel momento sentimos que estábamos en Cuba de verdad.

Preparación de Mojitos en la Bodeguita del Medio la Habana Cuba

Preparación de Mojitos en la Bodeguita del Medio

Plaza de armas

Apenas al lado de la plaza de la Catedral encontramos la plaza más antigua de la ciudad; La Plaza de Armas, la cuál fue construida cuando se fundó la ciudad en el siglo XVI. Lo más destacable de esta plaza es el gran Mercado de libros que hay en ella, junto con algunos puestos de viejas reliquias de segunda mano al más puro estilo rastro.

Muchos de los libros los veréis repetidos en los diferentes puestos. No olvidemos que estamos en un régimen político atípico; los libros disponibles son aquellos que ha ido disponiendo el gobierno desde que se llevó a cabo la revolución en 1959. A pesar de ser eminentemente propagandísticos, hay varias joyas como los álbumes de cromos de dibujos de la revolución cubana o los libros fotográficos de Korda. Nosotros no compramos libros sino que acordamos con un comerciante intercambiarlos por medicinas.

En uno de los extremos de la plaza de armas se encuentra el Castillo de la Real Fuerza, una de las fortalezas más antiguas de América en cuyo interior se haya el museo de navegación.

Plaza vieja

Otra de las antiguas plazas de la Habana, originalmente diseñada para realizar ejercicios militares. En ella podemos ver una de las zonas arquitectónicas más llamativas de la Habana con edificios tanto barrocos como neoclásicos y Art Nouveau, y en este caso restaurados y coloridos.

Plaza Vieja Habana fuente

Plaza Vieja

Dentro de la plaza hay también varios museos como la Fototeca de Cuba y el curioso Museo de Naipes.

Edificios de estilo Art Nouveau en la Plaza Vieja la habana cuba

Edificios de estilo Art Nouveau en la Plaza Vieja

Además, en una de las esquinas de la plaza se encuentra La Factoría, una fábrica de cerveza artesana con una gran terraza y música en directo donde puedes refrescarte del calor habanero.

La factoría plaza vieja la Habana Cuba sirviendo cerveza cervecería

Cervecería La Factoría

Plaza de San Francisco de Asís

En la zona más pegada a la costa encontramos esta plaza. Nos sorprendió la tranquilidad y poca gente que había en comparación con el resto de plazas. Dentro de ella destaca la Fuente de los Leones  y la iglesia y monasterio de San Francisco de Asís. Dentro de la plaza también se encuentra el Museo del Ron  y la casa museo de Alejandro Humboldt, un científico alemán muy conocido en la isla.

el floridita

El Floridita  es la cuna del Daiquiri y, al igual que la Bodeguita del Medio, es conocida por mantener bien hidratado al gran Hemingway.

El Floridita la Habana Cuba

El Floridita

Los Daiquiris no son precisamente baratos (6 CUC), y tampoco nos parecieron nada del otro mundo. Pero es uno de esos sitios que queríamos ver al menos una vez.

Daiquiris en El Floridita la Habana Cuba

Daiquiris en El Floridita

A diferencia de la Bodeguita, el Floridita es mucho más amplia, con muchas mesas en las que sentarse y con  un estilo de los años 50. De hecho sospechamos que el uniforme de los camareros se conserva desde entonces. Tiene un pequeño escenario donde siempre hay música en directo y una figura del hombre que le dio la fama.

Estatua de Ernest Hemingway en El Floridita Cuba La Habana

Estatua de Ernest Hemingway en El Floridita

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo

Otro de los sitios que visitamos fue el Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo. El boxeo es uno de los deportes nacionales en la isla, por lo que no queríamos desperdiciar la oportunidad de poder ver un entrenamiento en directo. Si bien los entrenadores lo único que buscaban era sacar dinero inventándose precios por ver a los niños entrenar, el gimnasio es un lugar histórico donde han salido grandes campeones olímpicos en el pasado.

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo la Habana Cuba

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo

Entrenamiento de boxeo en el gimnasio Rafael Trejo la Habana Cuba

Entrenamiento de boxeo en el gimnasio Rafael Trejo

Almacenes de San José Artisans

El otro punto que encontramos más al sur de la Habana vieja fueron los Almacenes de San José Artisans. Aunque es anunciado como un mercado de productos artesanos nos pareció que la mayoría de puestos tenían los mismos artículos de souvernirs, por lo que tampoco creemos que sean una visita obligada.

 Almacenes de San José Artisans souvenir la Habana Cuba

Almacenes de San José Artisans

 Las vistas al mar de los Almacenes de San José Artisans la Habana Cuba

Las vistas al mar de los Almacenes de San José Artisans

Cervecería Antiguo Almacén de la Madera y el Tabaco

A dos pasos de los almacenes existe una cervecería instalada en un antiguo almacén de madera y tabaco. La relación calidad precio no nos pareció buena. Sin embargo la decoración interior es muy chula ya que tienen un montón de instrumentos empleados en la elaboración de la cerveza artesana.

Otros rincones de la habana vieja

Para nosotros, la verdadera riqueza de la Habana vieja no estaba en sus principales monumentos o en sus plazas, sino en las calles. Dispuestas en cuadrícula, la mayoría son largas, rectas y estrechas. En ellas encontrarás desde las típicas tiendas de souvenirs, restaurantes y mercados hasta peluquerías, talleres mecánicos y escuelas.

Campo de Tiro Recreativo en la Habana vieja Cuba

Campo de Tiro Recreativo en la Habana vieja

Si pasas repetidas veces por ellas es inevitable aprenderte los nombres e incluso encariñarte con ellas; Lamparilla, O´Reilly, Amargura, Habana, Aguacate, Compostela, Muralla…todas están repletas desde cosas comunes hasta algunas insólitas.

coche antiguo rojo calle lamparilla la Habana vieja

Calle Lamparilla

Dentro de ellas destaca la peatonal Calle Obispo, actuando como arteria principal de la Habana vieja. En ésta encontramos los principales comercios turísticos, con una CADECA y un punto de internet ETECSA entre ellos.

calle estrecha la Habana vieja Cuba

Calles de la Habana vieja

La Habana vieja consiste en dejarse llevar, guardar mapas y prejuicios para deambular sin rumbo, guiándote por colores, olores, música…compartiendo con los cubanos  su día a día, hablando sobre su visión del mundo, sobre sus penas y alegrías y sobre sus sueños imposibles.

 

La Habana Centro

Si la Habana vieja es el corazón histórico de la habana, la Habana centro sería el aparato locomotor de la ciudad.

coche rojo reflejo capitolio la Habana centro cuba

La Habana centro

En la Habana centro veremos monumentos y sitios turísticos como el Paseo de prado, el Capitolio o el Museo de la Revolución. Sin embargo también veremos zonas y espacios ajenos al mundo turístico, donde la gente se emplea en su día a día y donde podremos respirar una Cuba mucho más auténtica y original.

Escenas cotidianas de la Habana centro puesto de plátanos cuba

Escenas cotidianas de la Habana centro

La Habana centro siempre será un sitio especial para nosotros, especialmente la  Calle Industria, donde están las casas particulares donde nos hospedamos.

Calles de la Habana centro Cuba

La Habana centro

Esta zona de la Habana fue una de las que más exploramos tanto andando como en bicicleta.

Museo de la Revolución

En un edificio tan histórico como es el antiguo palacio presidencial, se encuentra uno de esos lugares icónicos y únicos cuya visita merece sin duda la pena: el Museo de la Revolución.

La Revolución fue el evento más importante de toda la historia de Cuba, por lo que no podía faltar un museo en su capital para abordar el tema. Sin la revolución nada de la Cuba que conocemos sería lo que es.

tanques en el museo de la revolucion la habana cuba

Tanques en el museo de la revolución

El museo está dividido en varias plantas y salas con diferentes secciones. Encontramos salas desde los comienzos revolucionarios, cuando Fidel fue encarcelado, hasta varias salas con un detalle exhaustivo sobre las batallas y lugares protagonistas de la propia revolución. Además se exponen un montón de curiosidades como los objetos personales de los principales combatientes o los trajes de camuflaje del Che.

El museo es claramente propagandístico. No solo por las salas donde se cuenta la revolución sino por las salas superiores donde se habla de todas las guerras de liberación en las que ha participado Cuba; como las guerras Argelia o el Congo, así como de los logros económicos y sociales del sistema.

Museo de la revolucion cubana propaganda politica la Habana Cuba

Museo de la Revolucion cubana

Nos parecieron muy curiosos todos los elementos del museo; y algunos hasta graciosos como el llamado “Rincón de los Cretinos”. En él hay caricaturas gigantes de Bush padre e hijo, Batista y Ronald Reagan.

Rincon de los Cretinos en el museo de la revolucion la habana Cuba

Rincón de los Cretinos

Dentro del edificio también podréis ver los agujeros causados por los disparos que hubo en las luchas que se produjeron dentro del palacio.

Paseo de Prado/Jose Martí

Actuando como espina dorsal uniendo la costa desde el Malecón con el Parque Central, el Paseo de Jose Martí (mayormente conocido por su nombre prerrevolución Paseo del Prado) es la principal avenida de la ciudad.

Por el día hay varios puestos de cuadros, antigüedades, fotografías, etc, mientras que a última hora de la tarde y noche se convierte en una zona común y agradable para dar un paseo.

PASEO DE PRADO JOSE MARTI la Habana Cuba

Paseo del Prado

Parque central

Como su propio nombre indica, este pequeño parque está situado en el más puro centro de la Habana. No tiene mucho interés por si mismo. Sin embargo es un sitio por donde pasaréis de forma obligada. Está en una encrucijada clave, entre el Capitolio, el Paseo de Prado y la Habana vieja. Además está rodeado de otros grandes sitios como el Gran Teatro de la Habana y el neoclásico Hotel Inglaterra.

Coches viejos de colores La Habana Cuba

Cadillacs en el Parque Central

Capitolio

Es sin duda el edificio más grandioso e icónico de la Habana. Fue construido después de la Primera Guerra Mundial aprovechando el boom económico que hubo en Cuba gracias a la venta de azúcar.

El capitolio Habana Cuba en blanco y negro

El capitolio

Recuerda inevitablemente al de Washington, y desde un principio se utilizó como sede del congreso Cubano.  Sin embargo tras la revolución se reconoció como sede de la biblioteca nacional de ciencia y tecnología.

capitolio Habana vista principal Cuba

El capitolio

Nosotros lo vimos en obras. Lleva así bastante tiempo y no se sabe a ciencia cierta cuando va a volver a abrir. Quizá tenéis más suerte y podéis verlo por dentro y renovado.

Capitolio y casas coloridas al frente la Habana Cuba

Capitolio y casas coloridas al frente

Frente al Capitolio se rigen unos edificios de fachadas renovadas y coloristas. Probablemente esta postal sea una de las más fotografiadas de la Habana.

Casas de colores frente al Capitolio la Habana Cuba

Casas de colores frente al Capitolio

Barrio Chino

El Barrio Chino es otra de esas rarezas únicas de la Habana, que no podéis dejar de explorar.

El origen se remonta a principios del siglo XX cuando debido al activo mercado laboral cubano por las distintas plantaciones muchos chinos emigraton a la isla estableciéndose en este barrio. Pronto se convirtió en el barrio chino más grande de toda Sudamérica.

barrio chino de la habana pagoda cuba

El barrio chino

Lo curioso de verdad es que en la actualidad no hay ningún chino viviendo allí. Como era de esperar éstos emigraron de la isla debido a la crisis económica y a la Revolución.

El gobierno realizó hace unos años un plan de restauración del barrio, por lo que se puede ver la enorme pagoda asiática que construyeron, así como los nombres de las calles en chino y otros elementos decorativos.

Aunque no vive ningún chino ya pero aún se ven los adornos chinos Barrio Chino la Habana Cuba

Aunque ya no vive ningún chino aquí, aún se ven los adornos asiáticos

Fue otro de esos barrios donde nos encantó andar sin rumbo; perdernos e hipnotizarnos con el día a día de la gente que vive allí.

El Malecón

Filmado, fotografiado y reproducido en infinidad de películas, libros y revistas, puede que el Malecón os decepcione. La primera impresión es la de un paseo marítimo soso, de cemento sin ornamentaciones, ni palmeras, ni siquiera bancos; simplemente farolas y cemento a lo largo de sus ocho kilómetros.

El malecón de la Habana coche atardecer Cuba

El malecón de la Habana

Se construyó en diversos tramos empezando desde el Castillo de San Salvador de la Punta hasta pasado el barrio de Vedado donde llega en la actualidad.

Este paseo marítimo pasaría desapercibido en cualquier parte del mundo. Pero no en la Habana donde el hecho de que se haya convertido en un icono no es casualidad.

Niños disfrutando de las olas en el Malecón de la Habana cuba

Niños disfrutando de las olas en el Malecón

Por el día es un paseo de tránsito y una amplia avenida llena de coches con mucho ruido y contaminación. Sin embargo en cuanto el sol empieza a caer en el horizonte del Vedado y el Hotel Nacional, el Malecón se llena de la gente local, convirtiéndose en un centro neurálgico.

Allí puedes encontrar todo tipo de escenas de las más curiosas. Adolescentes vestidos con camisetas de EEUU y radiocasette escuchando música; parejas de enamorados con ojos brillantes; gente pescando; improvisadas partidas de ajedrez; grupos tocando música y bailando;  cubanos sentados en el borde mirando con melancolía al horizonte, donde a solo 350 km puede estar su familia en la costa de Miami; y un sinfín más de momentos cotidianos y mágicos.

Atardecer en el Malecón con el barrio del Vedado al fondo la Habana Cuba

Atardecer en el Malecón

Estuvimos en el Malecón en diferentes ocasiones: por el día buscando esas olas que rompen y se adentran hasta la mitad de la carretera, por la noche paseando, por la tarde fotografiando, por la mañana corriendo…pero sin duda con el momento que nos quedamos y en el cual os recomendamos ir es al atardecer, cuando las nubes rojizas pintadas por el sol en el horizonte parecen los sueños cubanos evaporándose libres hacia otros lugares.

Callejón de Hammel

Alejándonos de la Habana centro, llegamos hasta otro de los puntos más curiosos que encontramos en la ciudad; El callejón de Hammel.

Se trata de un pequeño callejón propiamente hablando inspirado plenamente en la cultura afrocubana.

Callejón de Hamel cultura afrocubana cuba la Habana

Callejón de Hamel

El proyecto lo inició en los años 90 el pintor y escultor Salvador González Escalona; un excéntrico artista cubano que desde entonces ha ido dando vida y luz a este callejón. En él encontrarás murales, esculturas, frases, poemas, etc. con una completa relación con la religión afrocubana y los valores de la isla.

Arte callejón de hamel pintura murales la Habana Cuba

Callejón de Hamel

También podemos encontrar un bar y una sala subterránea donde hay varios cuadros del pintor a la venta. Cuando fuimos pudimos ver al propio Salvador completamente inmerso en una de sus obras. Nos dio la impresión de ser bastante serio. Según nos dijeron en el callejón suele abstraerse cuando pinta, cosa entendible dado lo turístico del sitio.

Salvador González Escalona pintando en callejón de hamel habana cuba

Salvador González Escalona pintando

Nosotros lo visitamos entre semana; pero si podéis acudid el domingo, ya que ese día la música afrocubana en directo no cesa en el callejón. Dicen que es una experiencia única escuchar los tambores retumbando en las estrechas paredes. Así que ya sabéis, si pasáis un domingo en la Habana pasaros por el Callejón de Hamel.

En la segunda parte de esta entrada encontraréis la guía para el barrio del vedado así como otros datos de interés para tu viaje a la habana.

Y por supuesto no te olvides de visitar nuestra Galería Fotográfica de “Luces y Sombras de la Habana”

TEXTO Y FOTOGRAFÍA DE DANI

 

No te pierdas...

Un comentario en “La Habana – Guía completa – Parte 1

Deja un comentario